Operazione “BlueMoon”

LA HEROÍNA Y LA GENERACIÓN PERDIDA EN ITALIA10451709_1550458751855872_3554495488175132690_nLa presunta colaboración entre narcotraficantes y gobierno para introducir heroína en Italia en los años setenta provocó un demoledor aumento de la dependencia de los opiáceos y de las muertes en los años ochenta, dando origen a la llamada “generación perdida”.

El uso de las drogas en Italia experimentó un cambio radical en los años 70 y 80. Entre 1974 y 1975 la heroína empezó a aparecer en grandes cantidades. En estos años su uso se concentraba en los grupos contraculturales, que se oponían al sistema político y rechazaban la sociedad de consumo. Sin embargo esta asociación entre heroína y rebelión/lucha política no duró mucho. A principios de los ochenta el uso de la heroína se había extendido a todos los grupos y clases sociales, incluidas las más desfavorecidas, adolescentes, estudiantes y profesionales, entre otros.
No existe, por supuesto, una razón sencilla que explique esta súbita propagación de la heroína en Italia. Una primera explicación, sin embargo, se basa en el cambio en el mercado de la droga: siguiendo órdenes de los traficantes, se produjo la escasez de otro tipo de drogas junto con una gran cantidad de heroína a bajo precio. En cuanto muchas personas desplazaron el consumo de esas otras drogas hacía la heroína, volviéndose en muchos casos dependientes, los narcotraficantes aprovecharon para subir el precio.
El porqué de la introducción de la heroína en el mercado negro italiano de forma tan calculada se basa en teorías de que explican la connivencia entre los narcotraficantes y los servicios de inteligencia norteamericanos para acabar con los movimientos sociales antigubernamentales. Este tipo de movimientos constituían uno de los mayores grupos sociales de consumidores de drogas recreativas, por lo que la razón de introducir heroína en estos círculos era fundamentalmente hacerlos inoperantes.
La conocida como Operación Bluemoon (Operazione Bluemoon) se basaba, supuestamente, tres acciones principales:
1. El mencionado cambio en el mercado. La mafia, que controla el mercado de las drogas, no tuvo ninguna dificultad en provocar la escasez de un tipo de drogas y el exceso de otra: la heroína. Miles de personas sin experiencia previa con las drogas o que desconocían sus efectos, no opusieron resistencia alguna a probar la heroína.
2. Para garantizar el dominio de la heroína en el mercado, el suministro regular de otros opiáceos, fundamentalmente en forma de morfina, también se cortó. Aunque su precio era mayor, los morfinómanos no tuvieron más remedio que cambiarse a la heroína, considerada como su sustituto farmacológico.
3. Aumentaron las detenciones relacionadas con otras drogas como el hachís y la marihuana y se prohibió el consumo de estas sustancias, a la vez que el gobierno incrementaba la represión contra el tráfico de todo tipo de drogas, a excepción de la heroína.
En el contexto de esta última acción, la colaboración entre la población y policía fue muy importante. En esa época los medios de comunicación y la población presionaban a las autoridades para combatir los efectos negativos de las drogas.
Para ilustrar un típico caso de los años setenta, era más probable que un padre denunciara a sus hijos ante la policía por consumir drogas, en un equivocado intento de “salvarlos”, antes que solicitar cualquier tipo de ayuda. El resultado fue que la familia se transformó en una red de “espionaje bienintencionado” para la policía.
La cada vez mayor criminalización asociada a cualquier otra sustancia que no fuera la heroína hizo a la juventud italiana muy vulnerable a sus devastadores efectos. Las autoridades no se preocupaban tanto de la heroína como de otras drogas, por lo que los consumidores no tenían miedo a ser arrestados. Se desincentivó el consumo de otras sustancias, como el hachís, elevando su precio y disminuyendo su calidad.
Un informe sobre el uso de la droga en Italia publicado en 1992 por el British Journal of Addiction indicaba un notable incremento en los años ochenta tanto de las muertes relacionadas con las drogas (principalmente por sobredosis) como de los casos de VIH y SIDA derivados del uso de jeringuillas. Los autores del informe estimaron que si en 1977 había 28.000 consumidores, su número en 1982 se elevaba hasta la desconcertante cifra de 92.000. Los autores también destacaron que durante el periodo de su estudio (1985-89) el número de personas que acudían a las unidades de drogodependencia varió de 13.905 a 61.689, aumento debido en gran medida al consumo de heroína.
A diferencia de otros países como el Reino Unido, donde el consumo de heroína en los años ochenta se disparó en las áreas duramente castigadas por la recesión económica, el consumo en Italia se produjo en un periodo de relativa prosperidad. Algunas regiones, especialmente las del noreste del país, experimentaron un rápido incremento del bienestar económico. De hecho, los ochenta fueron años de modernización económica y social, años en los que la sociedad italiana se desprendió de los lastres de las décadas pasadas. El incremento de la capacidad financiera en grandes segmentos de la población favoreció la difusión de las drogas en general y de la heroína en particular. La clase media y los profesionales se encontraron con que podían disponer de unos ingresos recién descubiertos, lo que unido a la falta de educación sobre las drogas hizo que en muchos casos se destinaran a la compra de heroína.
De acuerdo con numerosos estudios, este fenómeno se dio sobre todo en el norte de Italia. Ciudades como Verona, Pordenone, Údine, Milán o Varese registraron los niveles más elevados de consumidores de toda procedencia social.
Por supuesto, un fenómeno como la manipulación del mercado negro con la posible connivencia del gobierno no podía durar mucho. Sin embargo su impacto si fue duradero en el aumento de las tasas de dependencia a la heroína y las muertes por sobredosis en los años ochenta, un efecto devastador que dio lugar a una generación perdida.

eroina-droga-RM

xRAVACHOLx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s